Vida  /  Sociedad
0
Votos
Nota Aburrida
Nota Interesante
Vuelven sus majestades

Imagen Siguiente
Desde fines de octubre, las Mariposas Monarca iniciaron su llegada a los santuarios y miles de ellas siguen arribando a los bosques de oyamel
jueves, 24 de noviembre de 2022
Comparte esto en Facebook
Comparte esto en Twitter
Comparte esto en Digg
Enlarge Font
Decrease Font

Agencia/Reforma

Llega una de las temporadas más esperadas por los michoacanos. Aquella en la que se anuncia que los santuarios de la Mariposa Monarca del estado abren sus puertas a los visitantes.

El ejido El Rosario, en el municipio de Ocampo; Sierra Chincua, en el Pueblo Mágico de Angangueo, y los bosques de Senguio, estarán recibiendo tanto a lugareños como a turistas desde antier y permanecerán abiertos hasta marzo de 2023.

Desde fines de octubre, las Mariposas Monarca iniciaron su llegada a los santuarios y miles de ellas siguen arribando a los bosques de oyamel de la región oriente del estado.

Se espera sea una gran temporada, debido a que este año se observa una mayor cantidad de estos lepidópteros.

En cuanto a la afluencia turística se espera que, para El Rosario, el ejido que más visitantes recibe, haya una aproximado de 138 mil turistas nacionales y extranjeros; para Sierra Chincua 77 mil, mientras que para el municipio de Senguio, se cuenten poco más de 10 mil asistentes.

La razón por la cual migran las Mariposas Monarcas es porque buscan protegerse de las temperaturas gélidas de Norteamérica, y precisamente los bosques de la Reserva de la Biosfera de la Mariposa Monarca (que se encuentra tanto en Michoacán como en el Estado de México) reúnen las condiciones microclimáticas necesarias para que año con año, estos hermosos ejemplares de la naturaleza hallen un refugio en los meses de noviembre a marzo.

Viajero responsable

Los visitantes deben respetar las recomendaciones de la Comisión Nacional de Áreas Naturales Protegidas y acatar las indicaciones de las y los guías locales: caminar sólo por los senderos establecidos, respetar los límites de acceso para la observación de las mariposas, guardar silencio, no usar flash para tomar fotos y no molestar, sujetar y mucho menos capturarlas.

Tampoco está permitido fumar, hacer fogatas ni introducir alimentos, bebidas alcohólicas, objetos punzocortantes, armas de fuego y mascotas.

Y no hay llevarse plantas, animales, hongos o cualquier otro elemento del bosque.

Para que la experiencia sea agradable, los expertos recomiendan usar ropa y zapatos cómodos, debido a que el camino para llegar a la zona donde están las mariposas puede ser montañoso y hay que caminar por un rato para llegar al sitio de avistamiento.

Si se visitan los santuarios entre noviembre y enero se sugiere llevar prendas abrigadoras ya que el clima tiende a ser fresco. Más inspiración (https://michoacan.travel/ <https://michoacan.travel/>)

 

Opina sobre este artículo

Nombre   Email  
Título
Opinion